Publicado: 11 de Noviembre de 2016 a las 17:48

Las condiciones de mantenimiento y transporte recomendadas son:

- Hasta que comiences a usarla:
 Se deben almacenar en el frigorífico a una temperatura  entre 2º y 8ºC.

  • El lugar ideal de ubicación dentro del frigorífico es en los estantes intermedios.
  • Evita colocarla en la puerta, porque al abrir y cerrar la misma se puede romper la cadena de frío.
  • Evitar que toque el fondo del frigorífico ya que podría alcanzar temperaturas inferiores a las recomendadas.
  • Nunca guardes la insulina en el congelador.

Es muy importante que no se  alcancen temperaturas inferiores a 0º. De producirse esta circunstancia  o sospechar que ha podido producirse una congelación, DESECHAR LA INSULINA.


- El envase de insulina en uso :

Se puede conservar a temperatura ambiente, entre 15º y 30ºC, durante 1 mes  y alejada de fuentes directas de luz y calor. 


• En viajes, excursiones:

 Se debe conservar en termos o neveras con acumuladores de frío. 

Si los acumuladores están congelados, el envase de insulina no debe estar en contacto directo con los acumuladores. Utilizar un trozo de cartón o similar para evitar el contacto directo.



 • En viajes en avión:

Se debe transportar con el equipaje de mano, nunca en la bodega del avión pues podría congelarse.

Los medicamentos, incluidos los que son líquidos, como la insulina, están exentos de la norma sobre restricciones al transporte de líquidos en cabina y estará permitido llevarlos en el equipaje de mano para su uso durante el viaje (el término "viaje" implica el vuelo de ida, el tiempo trascurrido en destino y el vuelo de vuelta).

 Los medicamentos deben identificarse separadamente en los controles de seguridad, pero no es necesario que se transporten dentro de una bolsa de plástico.

 Se recomienda que vayan acompañados de la receta o un informe médico.

Consulta la  normativa AENA. AQUI