Publicado: 21 de Diciembre de 2017

Factores como la actividad física, el estrés, el momento del día, temperatura ambiente, etc... ejercen una influencia importante sobre los valores de tensión arterial.

Procurando paliar la influencia de estos factores, nuestro domicilio se convierte en el mejor lugar para medirse la tensión arterial. Evitamos, entre otros, el fenómeno de “bata blanca” que con mucha frecuencia ocasiona una subida importante de la tensión arterial entre los pacientes que acuden a consulta médica.

Para medir correctamente la tensión arterial en nuestra casa, debemos  disponer de un tensiometro adecuado y conocer la técnica correcta de medición.

TENSIOMETRO:

Adquirir siempre tensiometros de marcas validadas clínicamente, con un manguito adecuado al perímetro de nuestro brazo y con la posibilidad de que el aparato se pueda calibrar por el fabricante, cada cierto tiempo.

Por nuestra experiencia, nos permitimos recomendar los tensiometros de brazo de la marca OMRON. Estos tensiometros nos ofrecen además la posibilidad de reconocer alteraciones del ritmo cardíaco. 

En nuestra farmacia te aconsejaremos el modelo que mejor se adecua a tus necesidades.

Los tensiometros de muñeca están totalmente desaconsejados.


TECNICA de MEDICIÓN:

Selección de brazo: Nos mediremos la tensión en ambos brazos. Aquel que arroje cifras más altas de tensión arterial, será el brazo de referencia para  mediciones posteriores.


Postura del cuerpo: Permaneceremos sentados, con la espalda erguida y apoyada en el respaldo del asiento y sin cruzar las piernas.


Manguito del tensiometro: Su tamaño se seleccionará en función del diámetro del brazo (ver especificaciones del fabricante).

Se colocará en el brazo y ajustará dos centímetros por encima de la flexura del codo.

El tubo que surge del manguito se situará según lo especifica el fabricante del aparato.

El manguito deberá situarse a la altura del corazón.


Situación: Antes de tomarnos la tensión debemos permanecer relajados durante  5 minutos como mínimo.

Tampoco se debe haber realizado un ejercicio físico importante en la última hora, ni haber fumado o bebido sustancias excitantes como café o bebidas con cola, en los últimos 30 minutos.

Durante la medición no se debe hablar.


Numero de mediciones: Realizaremos TRES mediciones, dejando un tiempo de reposo de 2 minutos entre una y otra.


Resultados: Los datos de la primera medición no los tendremos en consideración.

El resultado final se calculará haciendo la media entre la segunda y tercera medición.

Es conveniente llevar un registro con la fecha, la hora y los resultados.

Cuando los registros de nuestra tensión superen valores de 135 de alta y/o 85 de baja o el aparato indique un ritmo cardíaco irregular, debemos comentarlo a nuestro médico.