Publicado: 21 de Junio de 2018

Por fin llegó el verano y comienzan los días de Sol, monte y playa. Para poder disfrutar del sol sin dañar nuestra piel, te ofrecemos tres consejos básicos:

1.- Proteger nuestra piel con cremas de protección solar.
     En días despejados FACTOR 50.
     En días nublados     FACTOR 30.
Renovar la crema cada 2 horas o después del baño.

2.-Evitar exponer nuestra piel al Sol entre las 12 y las 16 horas. A esas horas permanecer a la sombra o en su defecto usaremos gorros, camisetas u otras prendas que nos protejan de la exposición directa al sol.

 3.- Cuidar especialmente las zonas delicadas de nuestro cuerpo:

 - Lunares, cicatrices recientes y manchas de la piel. 

- Rostro, orejas, calva y dorso de las manos.