Publicado: 11 de Mayo de 2017

La mayoría de las patologías oculares son leves y se presentan como "ojo irritado"  o como "ojo seco", sin precisar una atención urgente.

El "ojo irritado" se caracteriza por causar un ligero escozor, lagrimeo, ojos rojos y cansancio ocular.
Las causas más frecuentes son debidas a conjuntivitis (alérgicas o infecciosas)  e  irritación por agentes externos (polvo, agua piscinas y agua de mar).

El "ojo seco" se caracteriza por sensación de arenilla o cuerpo extraño.
Las causas más frecuentes son debidas a baja producción de lágrimas o ambientes muy secos.

Es importante reconocer cuando necesitamos atención médica urgente para una lesión ocular.
Cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias debes acudir a un servicio de urgencia:


- Cuerpos extraños enclavados en el ojo ( no frotar ni intentar retirar).


- Quemaduras causadas por ácidos o álcalis ( lavar el ojo durante 10- 15 minutos con suero fisiológico o agua del grifo y acudir a urgencias).


- Pérdida repentina de visión.


- Dolor ocular.


- Fotofobia intensa (intolerancia a la luz).


- Traumatismos que afecten al ojo.