Publicado: 18 de Octubre de 2017

Qué es una hemorragia nasal?

Es una pérdida de sangre que procede de los vasos sanguíneos que discurren por la cavidad nasal.

Son bastante frecuentes y la mayoría se producen como consecuencia de un golpe en la nariz, sonarse con demasiada fuerza, o por irritación de la mucosa nasal causada por resfriados, alergias o la propia sequedad del ambiente.

Una subida brusca de la tensión arterial también puede ocasionar una hemorragia nasal.

Qué hacer para cortar la hemorragia?.

Lo más adecuado es sentarse inclinando la cabeza hacia abajo a la vez que presionamos las fosas nasales con el dedo índice y el dedo pulgar, durante al menos 10 minutos.

Una vez que la hemorragia ha cesado, no debe sonarse la nariz durante unas horas.

No se aconseja taponar los orificios nasales con algodón o con gasas.


¿Cuando pedir asistencia médica?

Cuando la hemorragia nasal está causada por un traumatismo craneal debe acudirse a urgencias.

Si pasados 20 minutos la hemorragia no ha cesado, debemos acudir a urgencias.

Cuando las hemorragias nasales se repitan con frecuencia, también es recomendable una valoración médica.